domingo, 8 de julio de 2012

Un mar de nubes



Nubes de algodón recorren los cielos,
cambiando sus trazos sutiles suavemente.
A veces mecidas por el viento,
susurrando nuestro nombre al oído,
traen noticias sin ser buscadas,
encendiendo una chispa de calor
en el corazón en un breve instante.

Blancas figuras que ofrecen sus brazos abiertos,
para encontrar en ellas,
respuestas varias,
que llevados por la dulce ensoñación,
se presentan como figuras amorosas dispuestas
a responder a preguntas cifradas e infinitas.
Tal vez un juego de niños, siendo ya mayores.

Leones y dragones, darán paso a
indios, vaqueros, ranas, árboles,
mujeres con polisón y sombrilla,
países y continentes lejanos,
símbolos y letras que susurran
directas al corazón,
haciendo cosquillas a la mente.

Faros de luz en la oscuridad,
que iluminan nuestro pensamiento
regalando una sonrisa en los labios.
Realidad, fantasía, imaginación o intuición,
cada uno elegirá ver lo que necesite
en las pistas dibujadas
sobre el lienzo azul del éter.


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

28 comentarios:

María dijo...

Cuando era niña me gusta mucho mirar a las nubes porque en cada una de ellas veía figuras, aunque no te creas algunas veces veía hasta monstruos jajajaja, de todo un poco.

Un beso.

ion-laos dijo...

Lo que da de sí una nube!

Prefiero ver en ellas una realidad, eso sí, con polisón, que me gusta esa ropa tan romántica.

Besotes!

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Si, las nubes, siempre jugando para que nosotros les prestemos atención...

Paz&Amor

Isaac

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, María

Te creo, en las nubes se puede ver de todo, jaajajajaj. Creo que es una labor fantástica para estimular la imaginación y la creatividad.

Todavía sigo haciéndolo. :D

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Ion

Jjajaajaja, es que ayer me pasó a mi. Iba en el autobus a Bilbao para trabajar y al mirar al cielo, vi a una señora que camiba y llevaba polisón. Jjaajajaja, me quedé impresionada. Lo que son las nubes, ajajajajaja.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Isaac

Si, y de una manara muy sutil, responde a preguntas que tenemos guardadas.

Besotes.

ion-laos dijo...

También las nubes nos dicen cosas? Pues no voy a ganar para porrazos!

Besos!

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Ion

Jjajajaj, ¿quieres que las nubes te den información? Entonces mira hacia arriba. Cuando buscamos respuestas o señales, pueden aparecer en cualquier lugar, hasta en las nubes.

Besotes.

Marrubi dijo...

Siempre me han gustado las nubes.
Pero reconozco que hasta hace unos pocos años no les daba mucha importancia, estaban ahí sin más y sin menos.
No es que ahora tengan más importancia que antes. Lo que pasa es que creo que he aprendido a mirarlas y a admirarlas.
Puede que a veces nos hablen o no, eso creo que depende de cada uno jajaa, pero lo que tengo claro es que a mi me relajan....me dan paz.
Siento su belleza, para mi son bellas incluso las grises de un día de tormenta, y esa belleza me relaja, me da paz, me hace reír, cantar. Incluso me hacen llorar cuando necesito, por medio del llanto, volver a mi tranquilidad personal.
Son, aunque pueda sonar a lunática perdida, parte de los regalos que la naturaleza pone en el viaje de nuestra vida.

Una entrada preciosa.
Un beso.

Remei dijo...

Estamos "medio conectadas", zás!
Te lo explico, a mi vuelta se me ocurrió poner en mi otro blog fotos de nubes...y ahora me encuentro con esta maravilla!!!
Como adornaría tu poema a mis fotos...me encanta!
Si quieres echar un vistazo:
http://riolariberabaixa.blogspot.com.es/

BESOS!!!

Irhati dijo...

Hola M.Eugenia,
Que bonito has pintado tu entrada con esas nubes que nos introducen en tan mágico mundo.Cada cual el suyo, recreándonos en hermosas tonalidades que nos hacen soñar despiertos.
Gracias por abrirnos las puertas de tu genial inspiración.
Besos cariñosos.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Marrubi

Qué bonito lo que has contado. Es precioso. De lunática nada, al revés, sentible. A través de las nubes conectas con tu yo interior, ya de por si merece la pena. Enhorabuena.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Remei

Jjajajajaj, es que la telepatía funciona :D.

Voy a para allá, para disfrutar de tus preciosas fotos.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Irhati

Muchas gracias por tus palabras.

Yendo el sábado a Bilbao, pude disfrutar de un cielo azul precioso salpicado de nubes blancas que tenían formas curiosas y al volver, decidí escribir esta entrada.

Me alegro que te haya gustado.

Besotes.

Carmen Rosa dijo...

Como siempre, un bello poema MARÍA EUGENIA.
Creo que mirar al cielo y observar las nubes tiene un encanto especial que permite que nuestro niño interior disfrute al crear diversas y divertidas imágenes, lo que plasmas muy bien en tu poema. Te felicito una vez más.
Un beso y feliz semana.

METAMORFOSIS dijo...

A mí siempre me ha gustado mirar las nubes, no ya encontrar figuras sino simplemente ver como cambian de forma en tan poco tiempo, pero cuando más me gusta mirarlas es cuando voy en avión, es otra perspectiva y es como un imán de lo que me engancha.
Eso sí no me digas que en las nubes puedo encontrar también señales porque entonces ya será un no parar....con las señales que tengo yo en mi vida!!!! ja,ja,ja,
Mil besis guapa.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Las nubes... esas nubes transparentes que filtran el alma en su senda ascendente...



Gracias.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Carmen Rosa

Si, estimula la imaginación y la creatividad. Además relaja. No se me había ocurrido que conectaba con el niño interior, será porque nunca he dejado de ser niña, jaajajajaja. Muy bonito y acertado tu apunte. Me ha encantado.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Metamorfosis

Pues, te lo tengo que decir, jaajajajajaj. Se pueden encontrar señales. Además normalmente aparecen cuando menos las buscas.

Desde el avión tiene que ser una gozada. Ahí se verá de todo ;).

A veces me gusta mirar las nubes, solamente por el hecho de hacerlo, de relajarme y despejar la mente. Y es entonces cuando me sorprende ver algo con lo que no contaba y necesitaba saber. También es cierto, que a veces miro y sólo veo nubes ajajajajajajajaja

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola a los dos

Pues si, cuando las hay ;). Bonita imagen y sentimiento.

Besotes.

María dijo...

Estas nubes tuyas te traen noticias de este desastre que por más que quiere no le es posible llegar a tantos sitios como desearía y se hace pesaaaada, pesaaada repitiendo sieempre lo mismo confiando que la paciencia de aquellos a los que aprecia le perdonen el llegar sieempre tarde mal y arrastras:-)

No sabes cuantísimas veces me tiendo en la hierba o en la arena de la playa e imagino mil figuras mil historias con las formas que adoptan las nubes...viéndolas correr por el cielo... viéndolas expandirse... deformarse... desapareciéndo y dejando el cielo azul limpísimo o llenándolo todo sin poder evitarlo de esa humedad algodonosa que a veces es blanca preciosa y otras oscura...


Que tu imaginación y tu preciosa sonrisa no dejen de brillar jamás Mª EUGENIA y sigas describiendo lo bonito que es tu cielo cuajadito de nubes blancas, blanditas y algodonosas.


Un beso inmeeenso preciosa

Adriana Alba dijo...

Que bello, amo las nubes y los faros, son inspiradores.

Un abrazo grande M. Eugenia.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, María

Es una gozada tumbarse y ver cómo pasan las nubes y dejar volar la imaginación tal y como cuentas. Me uno a ti, también hago lo mismo. Y es muy relajante e inspirador, ajajajajaja.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Adriana

Ahora que hablas de los faros, tienen un encanto especial. En San Sebastián hay dos y es una gozada ver cómo iluminan con su luz el mar.

Amamos las nubes, es verdad. Seguiremos disfrutando de ellas.

Besotes.

Rayén dijo...

Leí tus lindos versos y me he quedado como suspendida en tus nubes.Me encantaría flotar con ellas.
Abrazos cariñosos.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Rayén

También a mi me gustaría. Parece que tiene que ser algo muy fácil. Sería uan gozada poder quedarse sentada mirando el mundo desde las nubes.

Besotes.

Ŧirєηzє dijo...

hay otros mares que no son de agua...
yo vivo en medio de un mar de olivos...
tambien es bello..aunque el de nubes es mucho mas hermoso....


Un abrazo...¡¡¡

Déjame que te cuente
www.dejamequetecuente.net

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Firenze

Todos los mares son bonitos, todos tienen algo diferente, un color, una sensación, una textura. Inclusive el mar es todos los días distinto.

Besotes.