lunes, 30 de abril de 2012

Los cuentos ya no son lo que eran, Cenicienta




Men del blog, A mi manera amanece, es un referente en crear nuevas versiones de cuentos tradicionales. Ha versionado ya varios y siguiendo su iniciativa, he decidido unirme a su idea. Esta vez, el cuento elegido es el de Cenicienta, dentro de la sección " ... los cuentos ya no son lo que eran".

Toda una vida dedicada a los demás, planchando, cosiendo, reparando lo que estaba estropeado o roto, llevando la administración de la casa, le había enseñado a ser una mujer todoterreno. No le asustaban las dificultades, tampoco le gustaban pero tenía claro que no debía huir de ellas.

Decidió ser independiente, valerse por si misma. Los demás, personas cercanas y familia, acaparadores y egoístas, le decían que no podría, que sus sueños, solamente eran fantasía y pura imaginación. El chantaje emocional, no ocasionó ninguna herida, tampoco rencor. Le concedió la importancia que tenía, ninguna.

Le temblaban las piernas, tenía taquicardia y le faltaba el aire para respirar, pero por fin podía ver cumplido uno de sus sueños. Acababa de inaugurar su tienda de ropa, diseñada y confeccionada por ella misma. Un día, recibió la llamada de una prestigiosa revista de moda, solicitando una entrevista. Querían que ocupara la portada, que contara cómo había conseguido convertir su nombre en una marca de renombre, de diseños originales, únicos, realizados con telas recicladas, ecológicas, llenas de retales y zurcidos. Todo un éxito.

Cenicienta, contempló la portada de la revista. En su cara había una sonrisa relajada y tranquila, dirigiéndose a una foto familiar, habló con el corazón y exclamó, "gracias por ayudarme a ser quién soy; sin vosotros, no lo hubiera conseguido jamás. Gracias por ayudarme a ser yo misma". Elevó la copa que tenía en la mano y brindó con ellos.


La imagen está tomada del blog de Men y desconozco quien es su autor.

66 comentarios:

ion-laos dijo...

La crítica negativa es constructiva, te lleva a superarte. Y se acordó de ser agradecida, que eso es muy importante.

Besotes!

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Ion

Si, estoy de acuerdo contigo. La crítica aunque negativa, no deja de ser positiva. Es cuestión de saber ver los dos lados.

Besotes.

MEN dijo...

Que bueno, al final tanto sacrificio la sirvio para creer mas en ella misma y luchar por su sueño a tope. Esta claro que siempre hay que ser positivos.
Me encanta tu version, y claro que esta a la altura y la superas. Cada uno inventa lo que quiere ahi esta la gracia. Muchisimas gracias por seguir la iniciativa es un placer contar siempre con gente estupenda.
Gracias amiga. Un besito muy fuerte.

Siento haber estado un poquito despegada esta semana pero he estado malita y aun sigo.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Men

Siento que estás malita, espero que se pase rápido y pronto puedas estar tan estupenda como siempre :D.

Me alegro que te haya gustado. Le dí vueltas a la cabeza porque no daba con la historia pero al final puedo evitarlo, me sale siempre, ese toque positivo. Debe ser automático ajajajaja.

Besotes.

MAR SOLANA dijo...

Hola, mi dolce amichi ;)

Muy buena iniciativa la de Men, sí, los cuentos han cambiado mucho, ya no son lo que eran :)

Tu versión de la Ceni me ha gustado mucho, además de ser muy actual, acaba muy bien ¡y sin príncipe! eso es lo que más mola. Eres muy creativa, Mª Eugenia, lo de la tienda de telas recicladas es un puntazo ;)

Nena... ¡tu vales mucho!

Besos de sueños cumplidos aunque nadie nos apoye :)

ion-laos dijo...

Gracias, no veas lo que me costó!!

La nieta soy yo.

Besotes.

Katy dijo...

Es una buena iniciativa, y el cuento me ha gustado. Es actual y positivo.
Pero reconoce que soñar con el príncipe azul de jovencita era maravilloso.
Luego de mayor descubres que aspirar ser Cenicienta es un estupidez.
Bss

Jota dijo...

Esta "Cenicienta" es tan moderna, que puede ser cualquiera de nosotras, siempre superándonos a nosotras mismas, por que lo que para algunos humanos que nacieron con otro género, todo son parabienes y puertas abiertas, para nosotras, es una lucha contante de superación, somos las "cenicientas" de la sociedad, y lamentablemente no siempre nos espera el príncipe azul.

Muy buena tu versión, como dice Men, "Ahí está la gracia" en versionar cada uno a su manera, un abrazo y feliz semana.

Adriana Alba dijo...

Creativa iniciativa la de cambiar la temática de los cuentos tradicionales, que a mi entender tienen una profunda y auténtica sabiduría.

Todos los cuentos, fábulas, mitos y leyendas a mi entender, encierran profundo aprendizaje, sólo es cuestión de bucear en sus mensajes.

Ésta Cenicienta, afrontó el desafío, luchó por sus sueños y los vió cumplidos.

En ocasiones las críticas y el egoísmo del entorno no son más que trampolines que nos ayudadan a sumergirnos en el territorio de lo que nuestra alma anhela.

Felicitaciones y besos.

uxue dijo...

Hola Maria Eugenia
Interesante versión de la cenicienta que sirve de ejemplo a tantas personas, para que luchen por un sueño y no cejen de ello aunque las malas lenguas se lo quieran impedir.
Por ser tan complicado ha sido más valioso y apreciado, sobre todo porque ella creyó en sí misma y lo logró.
Un beso

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Mar

Jjajaajaj, me has pillado totalmente. Quería hacer algo actual, pero no sabía dónde meter al principe jaajajajaj. Supongo que estaría haciendo su trabajo y después iría a casa con Cenicienta.

Debo reconocer que ponerse a escribir además de ser una gozada, de estimular la creatividad, está siendo una gran terapia. Me siento como un volcán en erupción, jaajajajaja.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Ion

Realmente bonita y con mcuha profundidad. Ahora me toca a mi, animarte a escribir :D.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Katy

Jjajajaj, el queno aparezca el príncipe azul, no significa que no exista. Simplemente ha ocupado el rol y el lugar que debe. El de compartir su vida, pero de manera discreta.

Soñar y ver cumplidos nuestros sueños es realmente, estupendo :D.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Jota

Me alegro que te haya gustado. Estuve en un momento pensando en hablar de Ceniciento y no Cenicienta, pero al final, es lo que dices, lo tenemos más complicado que ellos.

El que no aparezca el príncipe azul, tiene que ver con que no encajaba en la historia, pero eso no significa que no esté en la vida de Cenicienta. Creo que puede haber sitio y espacio dentro de un corazón.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Adriana

Sí, también lo veo de la misma manera. La adversidad es un trampolín de nos impulsa a evolucionar y crecer. Incluso suelo emplear la misma palabra que tú, "trampolín".

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Uxue

Si no creemos en nosotras mismas, lo llevamos muy mal, vamos por mal camino. La vida aunque es preciosa, tiene espinas y obstáculos. Si estamos atentas y confiamos podremos saltarlos y superarlos.

Me alegro que te haya gustado :D.

Besotes.

Jota dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jota dijo...

De nuevo aquí, gracias por entrar a "releer" mi versión, tengo que decirte que la escribí hace tiempo, cuando se me pasó por la cabeza, contar situaciones de cosas, o finales para los cuentos de hadas, por que en realidad, todos los cuentos nos han llegado tan "versionados" y edulcorados que no parecen los mismos, en realidad ni son tan bonitos, ni tienen finales tan maravillosos como Disney nos hace creer.
Este,es el punto de vista de una gran lámpara del Salón del Baile ( si podemos imaginar que los objetos tienen conciencia y piensan), no es más que un ejercicio, y no creo que lo termine, pues aunque Cenicienta es uno de mis cuentos favoritos, las versiones que hay ya, me parecen suficientes jejejeje, pero no obstante,de vez en cuando en mi blog, pongo algún que otro relato o cuento de mi cosecha, siempre lo dejo en la etiqueta " mis relatos y cuentos" por si tienes curiosidad y los quieres echar un vistazo, mil gracias por pasar a visitarme a sido un verdadero placer, que pases un feliz día.

Mos dijo...

Pues no está nada mal esto de versionar cuentos de toda la vida. El tuyo es muy actual y Cenicienta hace justo lo que tiene que hacer. Agradece a su familia el paso que ha dado gracias a ellos pero yo creo que es de forma irónica porque, la verdad, no se lo ponían fácil.
Me ha gustado también, como a Mar, lo de las telas recicladas.
La creatividad es bueno para poner en movimiento nuestras neuronas.
Si te animas, ya sabes que hay un reto en mi orilla.
Encantado de pasar por aquí.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

ion-laos dijo...

Gracias de nuevo, pero no puedo decir mucho más sobre él, no le conocí. Es una historia triste, larga y truculenta. No puedo estar orgullosa de alguien que abandonó a sus hijos. Puedo entender las circunstancias de la època, el entorno, y perdonado está, a mi abuela nada que perdonar porque lo entiendo y se llevó una muy mala parte. Sólo les pido que desde el cielo, amen a mi madre, que es la que no ha superado el trauma. Y no sé por qué se me vino a la cabeza mi abuelo, en ese momento, estaba haciendo una paella.

A lo mejor tengo habilidad para escribir y no lo sé. Me lo voy a tener que mirar.

Besotes!

MAJECARMU dijo...

M.Eugenia,te gustan los retos,a mi también,las dos somos capricornio,constantes y tozudas...
El cuento lleva un mensaje claro,la dificultad nos sirve para crecer y superarnos...La cenicienta de la historia creyó en si misma y toda su experiencia la puso al servicio de su imaginación para llegar a SER lo que quería SER.
Mi felicitación por tu bello relato,que nos anima a luchar,a seguir adelante por nuestros sueños.
Mi abrazo grande y mi ánimo siempre,amiga.
M.Jesús

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Jota

Lo mismo digo. Tienes razón en que hay muchas versiones distintas, pero siempre aportan algo nuevo y eso es importante. Así que tú también lo harás.

Los cuentos, llenos de sabiduría y buenos consejos, han ido derivando en una bola de azúcar de color rosa. Cuando al principio querían avisarnos sobre lo que significaba la vida, ahora nos atontan con sus moralejas. A pesar de ello, de vez en cuando, me gusta ver las películas animadas de Disney.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Mos

Aprovecharé el reto y te diré que si, que encantada.

No, no les da las gracias de manera irónica, al revés, es consciente que sin ellos y sus obstáculos, nunca habría sacado la fuerza para creer en ella.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Ion

A lo mejor le gustaba la paella ;). Aunque desconozco los motivos, si que hay una conexión entre vosotros y te ha elegido para que sirvas de puente o puedas escuchar su historia.

Lo que hace dejar la mente aparcada un poco, eso es lo que hacías al hacer la paella y por eso la intuición ha volado sola :D. Enhorabuena por todo.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, María Jesús

Tienes toda la razón, que sería de nosotras si la vida fuera fácil y sencilla. Nos aburriríamos tanto....

Creer en nosotras y en que podemos conseguir nuestros sueños es importante. Además de saber valorar que lo que a veces creemos que es negativo no siempre lo es.

Si es que como buenas capricornio, subimos poco a poco, por sitios insospechados pero llegamos :D.

Besotes.

ion-laos dijo...

Huys!! Que me arrancas las lágrimas!

Lo haré, aunque mira si es rara la cosa, vamos, yo, jajaja, que me da pudor y fatiguita dejar cosas mías en mi casita, y sin embargo, aquí por ejemplo, no me da.

De puente con mi madre, eso seguro.

Besos!

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Ion

No, rara no. Es que escogen los momentos en que tenemos la mente ocupada en otra cosa y dejamos libre el canal intuitivo. Por eso es más fácil ver y sentir cuando estamos relajados.

Seguramente serás un puente, un enlace entre ellos. Sabe que has conectado con él. Quién sabe si puede ser a través de la poesía.

Besotes.

Simplementeyo dijo...

No hay mejor recompensa que los sueños cumplidos aunque sea costa de sufrir mucho, la victoria tiene mas sabor.

Pero digo yo y el zapato cuando lo perdió? Jaajajaj. ¿Aquí no hay principe azul?
¿Y el baile, no hay baile? Jajaajaj
Si es que en el fondo soy una romántica.

¡¡Genial:)!!

Besitos y sonrisas de cristal :-)

Diazul dijo...

Bien por esta Cenicienta, me da gusto que no se dejò influenciar por las ideas negativas de aquellos que no querìan que ella se supere...Amiga..que versiòn tan original.. ahhh me gusta lo que sale de tu imaginaciòn. ;) .. me gusta tambien que te haya unido a la iniciativa de nuestra amiga MEN, es lindo leer los cuentos a la manera de cada quien..

Felicidades, bien logrado el cuento.
Besitos.

Diana de Méridor dijo...

Y es que como ahora no se lo curre una, nunca saldrá de Cenicienta. Ya no se puede confiar en los príncipes, madame.

Buenas noches

Bisous

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Simplementeyo

Desde luego, conseguir los sueños es muy agradable.

Jjajaaj, es que si hubiera llevado llevado zapatos de cristal, seguro que hubiera estado muy incómoda y mejor unas botas de cuña.

Claro que hay baile, una portada de es cualquier cosa. Y hay una celebración por todo lo alto al que irá muy bien acompañada por su príncipe azul, con el que ya está desde hace tiempo.

El que no haya salido el príncipe, no significa que no exista.

Los sueños, sueños son. ;).

También soy una romántica, aunque no lo parezca. Aunque creo que soy del tipo romántica-práctica, ajajajajaaj.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Diazul

Me alegro que te haya gustado. Eres una experta en esta iniciativa y tu opinión es muy importante.

Me alegro que te haya gustado :D.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Madame

Desde luego, tienes toda la razón. Todas y todos llevamos una Cenicienta dentro, aunque también una madrastra y un príncipe. Y de eso sabes tú más que yo. Y para ello la última entrada de tu blog ;).

Mejor será mirar por nosotras y después se hará lo que se pueda;).

Besotes.

Gema dijo...

Pues me ha encantado!

y sabes una cosa?? me recordó a la peli de "Coco Chanel".

bsitos guapa!!

fus dijo...

Toda la fuerza de una luchadora. Enhorabuena.

un abrazo

fus

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Gema

Me alegro que te haya gustado. No he visto la peli que mencionas, aunque por el título, supongo que tiene que ver con la modista.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Fus

Eso si que es, luchadora. Como debemos ser todos en la vida, optimistas y con confianza en nosotros mismos. Lo que pasa, es que se nos olvida con facilidad que podemos conseguirlo :D.

Besotes.

Julius Revolution dijo...

Desgraciadamente aún quedan muchas mas Cenicientas de las antiguas a las que animo a revelarse en pro de la igualdad. Una idea genial la "deconstrucción" de los cuentos clásicos. Abrazos amiga.

Carmen Rosa dijo...

Hola MARÍA EUGENIA
No me gustan las cenicientas, siempre pensé que las mujeres deberíamos ser como la cenicienta de tu creación, reconociendo su poder, ser personas que se valoran y se aman a sí mismas, que saben que merecen lo mejor de la vida y tu la reinventaste con esos valores. Por eso el final es genial, me encanto la frase: "Gracias por ayudarme a ser yo misma"
Bravooo, brindo con ella.
Un beso

Towanda dijo...

Hay que revelarse siempre e intentar cada día ser una misma.
Me encantó tu versión.
Un abrazo.

Ana Márquez dijo...

Buen texto y buen blog :-) Felicidades. A mí Blancanieves y Cenicienta siempre me cayeron gordas. Pensar que el matrimonio es el único camino a la felicidad para una mujer es una filosofía decimonónica. Yo miro alrededor y no veo esa felicidad beatífica en ninguno de los matrimonios que conozco, de hecho la mayoría están bastante amargados, resolviendo entre dos los problemas que no tendrían si sólo fueran uno. En fin, allá cada cual :-) Un besazo y gracias.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Julius

Pues si que es una idea estupenda y por fin me he decidido a participar en ella.

Espero que cada vez queden menos Cenicientas de las antiguas y más conscientes de quienes son. Todo llegará ;).

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Carmen Rosa

Brindemos por ella y por todas las personas agradecidas y que saben ver lo que les presenta la vida.

Hay muchas clases de Cenicientas, y la que va de víctima tampoco me gusta mucho. Eso no quita para que vivamos y experimentemos pruebas y obstáculos en la vida, pero se pueden salvar con fuerza, decisión, confianza en una misma e impulso.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Towanda

ya lo creo, y sobre todo, creer en nosotras y nuestras posibilidades :D.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Ana

Me alegro que te hayan gustado el blog y la entrada.

Tener una buena relación de pareja no es fácil. Por suerte para mi, si conozco parejas que se llevan muy bien, y se quieren mucho, a pesar de tener sus momentos de problemas.

Para mi, la pareja no es un triunfo, ni una meta, es una "compañía" para hacer el camino de la vida. Un compañero de viaje, de vida y de alma.

Besotes.

OZNA-OZNA dijo...

es que querida amiga como hay tanta crisis hasta los príncipes dejaron de existir. Muchos besinos de esta amiga admiradora.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Ozna

No, el príncipe existe, lo que pasa que está haciendo otras cosas, las suyas. :D.

Besotes.

Jose dijo...

Lo más que una persona debe de desear es tener siempre un sentimiento positivo,eso le ayudará para vivir en plena armonía.

Saludos

Gracias por la vista

40añera dijo...

Me gusta mucho esta tu versión, he leído la de Men y como siempre estupenda
Un besote

luzysolyluna dijo...

HOla. Precioso cuento. Este era el que habra que contar a partir de ahora a los nietas y nietos.
Que crean en si mismos. Felicidades a MEN.
UN ABRAZO, Y GRACIAS POR TU APOYO EN ESTE DIA TAN ESPECIAL PARA MI

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Jose

Estoy de acuerdo contigo, sin armonía estamos perdidos. :D.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, 40añera

Es que Men tiene un sentido del humor fantástico y una imaginación desbordante.

Me alegro que te haya gustado el cuento.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Luzy

Gracias por lo que me toca. :D Me alegro que te haya gustado el cuento.

Besotes.

METAMORFOSIS dijo...

Hola María Eugenia...Aquí vengo a sumarme a este nuevo blog tuyo con muy buena pinta!!!!
Las versiones de los cuentos que hace Men, son fantásticas, y la iniciativa no digamos.
Esta versión tuya me ha gustado porque pueden verse reflejadas muchas mujeres que han roto con la "tradición" y han buscado en esta vida lo que realmente les hace feliz.
Muchas veces decimos que la familia es un apoyo muy importante, pero en otros casos, es el mejor de los revulsivos....sus críticas hacen que nos toque el orgullo y luchemos con uñas y dientes por demostrarles que estaban equivocados.
Me ha gustado el cuento y que tengas este nuevo blog.
Besos1000

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Metamorfosis

Ya lo creo que son fantásticas las versiones de Men, además muy divertidas.

Es posible que muchas mujeres se vean reflejadas, y espero que algún hombre también. Si, es positivo luchar por lo que creemos y confiar en nosotras mismas.

La familia puede ser el mejor "trampolín" que podemos tener en el vida. Si nos apoyan, por su respaldo; y si no lo hacen, porque nos ayudan a encontrarnos a nosotras mismas y a confiar plenamente en lo que creemos. Por lo tanto, trampolín al éxito ;).

Besotes.

luna dijo...

Hola Maria Eugenia,ya conocia esta cenicienta me la mandaron por email.

besitos

luna

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Luna

Ya me perdonarás, pero no se lo que quieres decir. Esta versión te aseguro que es mía y no la he copiado a nadie. No se si existe otra parecida, seguramente si, habrá miles de versiones. Pero que conste, que ésta salió de mi cabeza.

Besotes.

Irhati dijo...

Hola Maria Eugenia,
Quiero felicitarte por esta creatividad tuya que tanto me admira, El cuento me ha encantado asi, tal y como te salió, casi me creí la historia..
Aveces me pierdo tus entradas porque no sé como buscarte, por mas que yo me hago seguidora de algunos blogs como en tu caso, por ejemplo, pues no me aparecen, es que aun ando un poco perdida..
Un beso grande.

Irhati dijo...

Hola Maria Eugenia,
Quiero felicitarte por esta creatividad tuya que tanto me admira, El cuento me ha encantado asi, tal y como te salió, casi me creí la historia..
Aveces me pierdo tus entradas porque no sé como buscarte, por mas que yo me hago seguidora de algunos blogs como en tu caso, por ejemplo, pues no me aparecen, es que aun ando un poco perdida..
Un beso grande.

Irhati dijo...

Hola Maria Eugenia,
Quiero felicitarte por esta creatividad tuya que tanto me admira, El cuento me ha encantado asi, tal y como te salió, casi me creí la historia..
Aveces me pierdo tus entradas porque no sé como buscarte, por mas que yo me hago seguidora de algunos blogs como en tu caso, por ejemplo, pues no me aparecen, es que aun ando un poco perdida..
Un beso grande.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Irhati

Gracias por tus palabras llenas de cariño y ánimo. Me alegro que te gustara el cuento y lo vivieras como real. Seguramente más de una persona lo ha vivido ya.

En cuanto a lo que comentas del blog que no aparece no lo se. Yo si lo veo como seguidora. A lo mejor es un tema de Blogger.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola de nuevo, Irhati

Acabo de fijarme en la lista de los seguidores y no he visto tu nombre. A lo mejor por eso no aparece el blog, porque no estás como seguidora.

Por si acaso compruébalo tú misma.

Besotes.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La Crítica si es Constructivaés ubna aula de Aprendizaje, Conocimiento, Sabiduría...



Un abrazo.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola a los dos

¿La crítica? No se exactamente a qué os referís en este caso con la crítica.

Estoy de acuerdo en que aprendemos mucho con la crítica constructiva :D.

Besotes.

campoazul dijo...

Pues si! sin la ayuda de su familia no habría podido, le dieron el valor para dejarlos atrás...
No entiendo como se me había pasado tu versión del cuento, ando despistadilla.

Besitos.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Campoazul

Hubo muchas versiones y a veces se nos pasan algunas de ellas ;).

Si, sin su familia no sería quién era. Qué mínimo darles las gracias.

Besotes.