domingo, 15 de abril de 2012

Dos caras de la misma moneda



Luz y sombra, son espejos de una misma realidad,
nadie dijo que fuera fácil amar.
Tu mirada se pierde lejos,
más allá de la sombra oscura del mar;
mientras la mía se detiene en tu mirar.
Somos dos caras de la misma moneda.

La sombra de la duda,
los celos, la rabia y la amargura
se detienen en unos ojos sin rencor,
no hay medida.
¿Quién frena la pasión?
Dos caras de la misma moneda.

Sin pasión no hay vida,
sin impulso no hay alegría.
Me busco en tu mirada perdida, desvaída,
reclamo tu presencia,
crees que me lastimas
¿Somos dos caras de la misma moneda?

Elijo irme, vivir sin locura,
firme y decidida una vida plena,
no queda sitio para la amargura.
De tu rechazo paso a sentir vivo mi corazón,
de tu tibieza, ambigüedad y pereza
a la belleza del interior con cabeza.
No, no somos dos caras de la misma moneda.


La imagen está sacada de internet y desconozco quién es su autor.

45 comentarios:

ion-laos dijo...

Evidentemente no, eliges vivir sin angustia, sin incertidumbre. El uno es el opuesto del otro, pero eso no quiere decir que te arrastre con la misma cadena. Me parece que la cobardía en el amor, la desidia, el no sé cuántos, no tiene cara, no tiene ná, sólo ganas de fastidiar.

Estás sembráaaa!!!!

Besotes!!

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Ion

Lo que estoy es cansada y ha salido lo que ha salido, jaajajajaj. No puedo dormir de lo agotada que estoy, ajajajaj.

¿Para qué vivir mal si podemos vivir estupendamente?

Me alegro que te haya gustado. Somos unas guerreras del amor :D.

Besotes.

María dijo...

Es mejor haber amado y sufrido que no haber amado nunca.

Amar es la melodía del interior, es la fuente de la vida, la hoguera de la luz, no dejemos de seguir encendiéndola siempre.

Bellísimas tus letras, Dolce, tus letras son el alimento hecho poesía.

Un besazo.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, María

Ya lo creo, tienes toda la razón, es mucho mejor haber amado y sufrido que no haber amado nunca. Que nos quiten lo bailado ;).

Como sigáis diciéndome cosas tan bonitas no voy a caber por las puertas de casa, tendré el ego subido.

Mil gracias por estar ahí y animarme con tu cariño :D.

Besotes.

María dijo...

Jajaja Mª EUGENIA ¡¡vaaaaaya giro ha dado al final tu precioso poema!! así me gusta jajaja si no te merece, si no se entrega y si al final resulta que no es la otra cara de la moneda ..pues mira, él se lo pierde... y se pierde algo muuuy grande por cierto, una sonrisa brillante, un corazón como un ramario de grande y una sensibilidad que explota sieempre en cariño...aparecerá esa moneda que sea tu doble cara sin duda.


Un beso enooorme preciosa ... me gusta tu poesía cielo, una gran sorpresa.


Feliz domingo, M! Eugenia



PD
Aaaaah he curioseado y sí tienes toda la razón la estación de Atocha es preciosa, gracias a ver si un día la veo en vivo y en directo.

Gema dijo...

Me ha encantado el final de tu poema... coincido con Maria es mejor haber amado y sufrido que no haber amado nunca.

Un besito guapisima!!

MAR SOLANA dijo...

¿O sÍ? jejeje...

Me dejas gratamente sorprendida, Mª Eugenia, pues descubro que, además de compartir con nosotros tus bellas experiencias de Vida, ¡tienes alma de poetisaaa!

¡Bravo por ti!

Este poema es muy agudo y sutil. Me gusta porque habla de la eterna y controvertida dualidad del ser humano: Jekyll y Hyde, Dorian Grey y su retrato, los amantes de Teruel, Romeo y Julieta... la lista es larga...

La dualidad que vive dentro de nosotros y la que proyectamos al exterior en los "otros" para afirmar nuestra propia personalidad...

Unos versos verdaderamente dolces, dolces, ;)

Besotes de domingo, preciosa.

uxue dijo...

"Sin pasión no hay vida,
sin impulso no hay alegría..."

De verdad existen las dos caras de una misma moneda?, No lo sé,...

Sí creo que puede haber alguien que nos "complemente" aunque no sea plenamente, pues somos imperfectos por naturaleza.

Precioso poema Maria Eugenia. Sigues asombrándome...
Un beso

Diazul dijo...

De pronto el amor suele ser muy complejo y nos vemos justo así como lo dices, dos caras de la misma moneda

Precioso pomea amiga.. me encantó.

Tienes un premio en mi blog
http://diazulysuspremios.blogspot.mx/
sé que no sueles publicarlos, pero sé que los guardas en tu corazón :)

Besitos.

Carlos dijo...

Las dos caras son partes indivisibles de la moneda, así es en la vida misma, así es el amor verdadero.

Cuando el verdadero amor llega a nuestras vidas todo se transforma, la tristeza, las alegrías, las penas, la pasión todo se comparte con ese ser especial.

Bellas tus letras María Eugenia porque salen de tu corazón…calidad asegurada.

Un fuerte y cálido abrazo a la distancia.

Chau

MEN dijo...

Parece la historia de una pareja empezando por el amor increible y terminando con su perdida. Vamos lo que nos puede pasar acualquiera, la vida misma. lo importante es darse cuenta y luchar por uno mismo cuando la batalla de los dos esta perdida.
Aveces si somos dos caras de la misma moneda y aveces somos monedas distintas. Bonito poema, me encanta. Un bessito

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, María

Supongo que si tiene que aparecer, y más le vale que lo haga, lo hará ;). No hay prisa.

Pero si no encontramos lo que buscamos o no nos tratan como merecemos, pues adiós, hasta otra.

Me alegro que te haya gustado :D.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, María

No me había fijado en la postdata. Si es tengo la cabeza a saber dónde.

Si, es muy bonita. Las veces que he estado me ha gustado. Creo que es obra de Moneo.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Gema

Sí, estamos de acuerdo. Al menos sabemos que hemos amado y hemos podido aprender qué queremos y qué no necesitamos.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Mar

No creo que tenga alma de poetisa y si de aventurera, ajajajaja.

Sí esa dualidad está en todos nosotros; lo bueno, lo malo, virtudes, defectos, etc. Es una buena manera de aprender.

Qué más quisiera llegar yo que llegar a las suelas de los zapatos de cualquiera que sepa expresarse con claridad y dulzura.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Uxue

Podemos encontrar la otra cara de la moneda pero no tiene que ser perfecta, tampoco nosotros lo somos. Pero si puede ser perfecta por ser complementaria ;). Creo que me he hecho un lío al contarlo, ajajajajaj.

Nunca hay que perder la esperanza. A veces lo que parece imposible, está al alcance de la mano :D.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Diazul

Mil gracias por acordarte de mi. Pasaré a recogerlo. Me hace mucha ilusión.

Si es complejo el amor. Y cuesta adaptarse al otro, pero si funciona, merece la pena :D.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Carlos

Sí, me gusta lo que has dicho. Estoy de acuerdo. Cuando llega la persona indicada, todo es más fácil, hasta lo complicado se suaviza.

Es cuestión de saberlo ver y vivir. De estar preparados para ello.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Men

El amor puede ser bonito y cruel. Depende de nosotros cómo vivirlo, si queremos sufrir o disfrutarlo.

Debemos ser sinceros con nosotros y saber qué buscamos y luchar por ello.

Besotes.

MAJECARMU dijo...

Sin pasión no hay vida,sin impulso no hay alegría...Asi es amiga y en toda amistad y amor debe haber una comunicación,una pasión por la belleza del sentimiento y un impulso por compartir la vida en la alegría y en la tristeza...El corazón y la mente intuyen la verdad y eligen el camino adecuado,aunque a veces se bifurquen los caminos...
Mi felicitación por tu claridad e inspiración,amiga.
Mi abrazo inmenso y feliz domingo.
M.Jesús

Remei dijo...

Me gusta muchísimo tu fuerza, como lo das por terminado...en la vida todos hemos padecido alguna vez el desamor, es normal, lo malo es cuando te aferras a él...eso es peligroso, puede convertirse en una patología...
Me ha encantado!!!
Lo bordas con tus palabras, un tema delicado pero dejas asomar la fuerza de la vida...la fuerza del "yo", que a veces es importantísima, nada que ver con el ego.
Besos!!!

Julius Revolution dijo...

Solo el amor y el desamor nos hacen escribir cosas tan bonitas como ésta. Un abrazo María Eugenia.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, María Jesús

Si, también creo lo mismo que tú. La pasión y el impulso forman parte de la vida, si a ello añadimos la mente y el corazón, ya tenemos casi todos los ingredientes. Y todo ello es aplicable a todo lo que nos rodea. :D.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Remei

Como no nos queremos lo suficiente para decir si o no, vamos mal. Cuando una historia no funciona, es una pena, pero es el momento de decir adiós o de ser fuertes y decir si, si es bueno.

De lo malo o de las experiencias duras se aprende mucho ;).

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Julius

Tienes razón, a veces, el desamor nos inspira tanto como el amor. Tendré que tenerlo en cuenta y tirar a base de memoria ;).

Besotes.

Teresa dijo...

Y es que al amor y al desamor, apenas les separa una pequeña línea, traspasarla depende de lo tensa y resistente que sea. Me encantó tu visión. Muy bien descritas tus sensaciones.

Gracias por tu huella en mi blog.
Besos y abrazos.

40añera dijo...

Lo más triste de todo es que si son dos caras de una misma moneda están condenados a estar siempre juntos y siempre tan separados sin poder mirar en la misma dirección
Un besote cielo
Ah! que me ha gustado mucho

Carmen Rosa dijo...

Querida DOLCE VOCE, te lo digo una vez más, me encanta leerte pues muestras tu interior de una manera tan exquisita a través de tu poesía, que me quedo pegada leyéndote para llegar a captar tu sentir.
Me quedo con el último fragmento que te pinta de cuerpo entero.
Un beso y feliz semana

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Estamos en un mundo dual. El final no lo esperaba pero para conocer o valorar más un extremo de la balanza es preciso haber pasado por su opuesto

atlantida dijo...

Si no existiera el amor o desamor,no nacerían versos y poemas como el tuyo, me encanto como bordaste el sentimiento y la fuerza que le pones al final dejando salir tu yo, en el cual ya no existe el nosotros.
que maravilla poder tener otra habitación de tu casa para visitarte :)
te felicito mi linda amiga, besitos

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Teresa

Me alegro que te haya gustado. Si, es muy fina la línea que separa el amor del desamor.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, 40añera

Pues no lo había mirado por ese lado. La verdad más que triste tiene que ser una tortura.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Mª Jesús

Si, no podemos valorar una circunstancia si antes no hemos pasado o experimentado la contraria. Así podremos tomar una decisión.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Atlántida

Jjajaaj, si, si es que al escribir no dejamos de ser nosotras mismas. Creo que por eso el escribir tiene mucho de terapia.

Qué bien que te gusta este nuevo espacio. :D.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Carmen Rosa

Tengo la sensación que al escribir en este blog, algo se está moviendo dentro de mi. Quizá es lo que dices, que es otra manera de expresarme o de ser. Aunque siendo la misma. Es una locura lo se. Pero se que me entiendes :D.

Mil gracias por ayudarme a comprender.

Besotes.

salvadorpliego dijo...

Ciertamente, todo es una ambivalencia… Muy bueno tu poema. Gracias por compartirlo.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Salvador

Sí, todo lo es. Otra cosa es con qué lado de la moneda decidimos quedarnos ;).

Me alegro que te haya gustado.

Besotes.

Jabo dijo...

Vaya, vaya Maria Eugenia, que sorpresa tan positiva verte de poetisa, y además... tan bien!
El amanecer no existiría sin el anochecer así como el día sin la noche, o el frío sin el calor.
Abrazo. Jabo

Simplementeyo dijo...

No hay dos caras iguales, ni las de las monedas, siempre habrá algo distinto. Pero este arranque al amor y desamor, hace que esas caras sonrían como la mía.

Genial preciosa.

Y ahora si te apetece tienes en mi casa un enorme abrazo, ya se que no publicas tus premios, pero así podrán conocer esa cara nueva de tu blog.

Besitos y sonrisas con dos caras :-)

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Jabo

Qué bien que te haya gustado el nuevo blog.

Está siendo todo un descubrimiento esta nueva faceta mía, jaajajaj. Buena no se si seré, más bien novatilla, pero divertido si que es.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Simplementeyo

Mil gracias por tu premio y por lo que significa. Gracias por acordarte de mi y por tu cariño.

No, nunca hay dos caras iguales de nada pero las buscamos sin darnos cuenta que tiene que ser muy aburrido ser exacatamente iguales, ajajajaja

Besotes.

Saudades8 dijo...

Me encuentro rodando por el canto de una moneda, y rodando, rodando me encuentro en una cara a María Eugenia, la otra cara no la miro, no me interesa, me quedo con tu cara, aunque siga rodando por caminos con una sola compañía, Soledad.

Un abrazo,

ENCARNA MARI dijo...

Dos caras de la misma moneda...cuanto de verdad tienen tus palabras...y que fina es la linea que separa el amor del desamor.

Un abrazo y gracias por tus comentarios.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Saudades

Qué bonito, Soledad. Es precioso. Muchas gracias.

Besotes.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Encarna Mari

Pues si, es muy fina la línea entre el desamor y el amor. Está en nuestra mano con cuál quedarnos ;).

Besotes.